Parálisis y beats esqueléticos

Al empezar a producir un track, enfrentarse con un proyecto nuevo de Live puede ser (y muchas veces es) paralizante.

¿Por dónde arrancar? ¿Componer una línea de bajo a punta de metrónomo? ¿Grabar unos acordes con un poly y empezar a mover perillas a lo loco? o más bien ¿empezar a escuchar un kick 4/4 de una vez por todas?

Hay mil caminos. Y cualquiera puede funcionar. La clave para no quedar paralizado es no arrancar desde un proyecto en blanco. El horror.

Para eso son las plantillas de producción musical. No es necesario partir de cero, se puede arrancar con un esqueleto.